Cremas solares

No todas las cremas solares protegen


En el artículo anterior hablábamos sobre algunos de los rayos más importantes que recibimos del sol, y la manera más saludable de exponerse a él. Esta información, sin embargo, no es suficiente, y el post de hoy trata de la otra cara de la moneda. No me voy a extender mucho, tan solo dar unos apuntes sobre las cosas a tener en cuenta. Como en el artículo anterior, para más información se puede visitar el artículo del Dr. Mercola.

 

Lo más seguro es que tengamos que tomar el sol en franjas horarias que no resultan seguras, cuando solo están presentes los rayos UVA, o que vayamos a exponernos durante mucho tiempo, y por lo tanto se nos haga necesario usar una crema protectora. Sin embargo, y aunque resulte sorprendente, actualmente la mayoría de estas lociones no son una solución del todo eficaz, e incluso pueden generar más problemas que beneficios.

 

El problema radica en que muchos de estos protectores contienen ingredientes tóxicos, algunos de los cuales pueden, entre otras cosas, acelerar el crecimiento de las células cancerosas, que es precisamente lo que intentan evitar.

 

Los ingredientes más comunes y problemáticos, por decirlo suavemente, son los siguientes:

Oxibenzona. Presente en gran cantidad de protectores solares. Su función es la de absorber la luz ultravioleta, pero por otro lado provoca alergias, problemas hormonales y existen evidencias de carcinogenicidad.

Palmito de retinol. Es un tipo de vitamina A incluido tanto en estas cremas como en otros productos de cosmética, que paradójicamente puede aumentar el riesgo de cáncer de piel ya que acelera el desarrollo de lesiones cutáneas y tumores.

 

 

Por otro lado, hay que tener en cuenta otros factores a la hora de elegir una buena crema. En primer lugar, es muy importante que proteja tanto de los rayos UVB como de los UVA, pues no todas protegen de estos últimos. Como ya comenté, es además de los que más debemos protegernos.  De extrema importancia es elegir bien el factor de protección. Aquí cada uno tiene sus preferencias, pero el 50 es quizás el mayor nivel que necesitemos. La diferencia entre un FPS 50 y  un FPS 70 0 FPS 90 es mínima y el precio sin embargo no.

 

En el mercado no existen muchas opciones que cumplan con los requisitos de seguridad de una crema, pero algunas opciones hay. Una buena guía es la de EWG, aunque no todos los productos son fáciles de conseguir, dependiendo de la zona en la que vivamos. Pero opciones, como las de los herbolarios, siempre hay.

 

Deja un comentario