Teobromina

Teobromina, el alcaloide del chocolate usado como aditivo


La teobromina es un alcaloide presente especialmente en el cacao, y como tal hay que consumirlo con precaución. Los alcaloides generalmente son producidos por las plantas como método de defensa, es decir, son venenos, aunque algunos de ellos los humanos los toleramos bastante bien, como es el caso de la teobromina. Muchos alcaloides tienen algunos efectos positivos sobre el organismo en pequeñas dosis, pero en grandes cantidades resultan tóxicos, y aquí viene el problema.

 

Este alcaloide está presente en nuestra dieta no solo de una manera natural, cuando tomamos alimentos que lo contienen, sino que también se añade a otros productos, como las bebidas estimulantes o los piensos de algunos animales, entre otras cosas. La carne de estos animales no parece contener restos muy elevados de teobromina, pero no ocurre lo mismo con los huevos y la leche. Aunque en 2009 la Unión Europea disminuyó los niveles administrados a los animales, todavía se siguen utilizando.

 

El resultado de este uso es que estamos tomando dosis muy por encima de los niveles considerados seguros para el ser humano. Según cuentan en la  web de EWG, en 2010 la compañía Theocorp Holding solicitó a la FDA (Food and Drug Administration) que se reconociera su seguridad, a lo que la FDA respondió que había detectado un consumo promedio cinco veces superior al que la propia compañía determinaba como seguro. Theocorp Holding co. retiró la solicitud, y basándose en la opinión de otros “expertos”, lo declaró seguro, sin notificar a la FDA y sin que esta pudiera hacer nada, dejando otra vez al descubierto el poder que tiene la industria sobre las instituciones.

 

Por otro lado, una intoxicación por teobromina en el ser humano es rara, porque la eliminamos muy rápidamente, pero tampoco tenemos necesidad de estar continuamente añadiéndole trabajo extra a nuestro cuerpo. De todas formas, en este caso creo que en la EWG se han pasado de alarmantes, sería mejor que no se usara en piensos de animales, ya que a muchos de ellos les afecta más que a nosotros, y como todo, es necesario llevar un control sobre nuestro consumo. Los alimentos que suelen llevar teobromina, a excepción del chocolate puro, suelen llevar también, azúcares, grasas, otros aditivos, etc., así que la teobromina sería, en realidad, el problema menor.

 

Deja un comentario