denenes

Análisis de la colonia Denenes: cuidado con las alergias


Existe una costumbre muy extendida de embadurnar a los bebés y niños con colonia especialmente indicada para ellos. Ya que son uno de los grupos de población más vulnerables, he decidido analizar una de las colonias preferidas por los consumidores, la de la marca Denenes.

 

Me he decidido por esta marca en particular porque en el envase indica que está fabricada con aceites esenciales 100% naturales, además de no contener colorantes ni parabenos. Así que de nuevo estamos ante un producto que se vende como natural. Vamos a ver si es verdad.

 

La lista de ingredientes es la siguiente:

 

Alcohol Denat                                                 Citral
Aqua (Water)                                                   Hydroxycitronellal
Parfum (Fragance)                                          Geraniol
Limonene                                                          Eugenol
Linalool

 

En la etiqueta se puede ver que contiene 6 ingredientes que provienen de aceites esenciales. Eso puede ser una garantía de que efectivamente se ha hecho con ingredientes naturales. Pero hay un asunto muy importante a tener en cuenta.

 

Esos ingredientes no son necesariamente todos los que contiene, simplemente son los que están obligados a indicar en la etiqueta. ¿La razón? Son potencialmente alérgenos. La normativa europea obliga a indicar su presencia cuando esta es mayor al 0,001% en productos que no requieren aclarado, como es este caso. No sabemos tampoco cúal es la cantidad exacta que lleva, tan solo que supera ese umbral.

 

Algo que no se suele tener muy en cuenta es que los productos naturales también hay que emplearlos con cuidado. El limonene (limoneno), por ejemplo, está presente en la cáscara de los cítricos y es el responsable de su olor característico. Pero puede provocar irritación en el mejor de los casos y alergias en el peor. No se sabe todavía cúal es el nivel de exposición seguro a estas sustancias ni hasta qué punto el riesgo de la población vulnerable es mayor. El campo de las alergias es complejo, como puede verse en un artículo que recientemente he publicado.

 

Además de eso hay que tener en cuenta que lleva dos ingredientes no naturales que tienen sus propios efectos.

 

La palabra fragance o parfum, que suele aparecer en casi todos los productos cosméticos, se refiere a una mezcla de varias sustancias químicas indeterminadas, que no son obligatorias de etiquetar por su baja concentración, pero que han sido asociadas a diferentes trastornos como dermatitis, dificultad respiratoria y alergias, y hay algunas evidencias sobre alteraciones en el sistema reproductor.

 

El alcohol denat (alcohol desnaturalizado), entre otras cosas, facilita la penetración cutánea, tanto de las sustancias beneficiosas como de las tóxicas. Así que, en este sentido, dependiendo de lo que lleve el producto puede ser un aliado o no.

 

Como conclusión, la colonia de Denenes parece cumplir con lo que dice en la etiqueta, la mayoría de los ingredientes que indican provienen de aceites esenciales y no lleva parabenos ni otras sustancias excesivamente polémicas. Pero por la carga de alérgenos que contiene no lo consideraría un producto suave. En mi opinión, su consumo parece seguro, porque la presencia de estas sustancias seguramente sea escasa, pero tampoco lo sabemos con seguridad, así que no lo usaría con demasiada frecuencia ni en demasiada cantidad, especialmente en los niños.

 

Para saber más sobre la relación entre los perfumes y las alergias podéis ver la información que proporciona la Comisión Europea y una lista de estas sustancias elaborada por la OCU.

Deja un comentario