Resistencia antimicrobiana

La FAO pide medidas internacionales contra la resistencia antimicrobiana


Resistencia antimicrobianaLa FAO ha lanzado una petición de acción internacional para frenar el problema de la resistencia a los antimicrobianos, por considerarlo una amenaza grave para la salud pública. Según informa la Directora General Adjunta de la FAO, Helena Semedo, este hecho supone un riesgo para la seguridad alimentaria, y considera que el esfuerzo debe ser coordinado a nivel mundial.

El problema está causado por el abuso y mal uso de los antibióticos y otros agentes antimicrobianos, y a consecuencia de ello los microbios se vuelven más resistentes y los medicamentos dejan de ser eficaces. Esto no afecta solo a la salud humana, la salud de los animales también se pone en riesgo, y eso supone poner en peligro la seguridad de nuestros alimentos. La situación es potencialmente grave, ya que este fenómeno se da con más frecuencia en las especies animales criadas en sistemas de producción intensiva. Por si no tuviéramos suficiente, esta práctica se está extendiendo y no es raro su uso en cultivos, como el empleo de oxitetraciclina en naranjos.

Según señala Helena Semedo, un mundo interconectado como el nuestro requiere de una acción global, y aunque se encuentra satisfecha por el interés de Europa, recalca que el verdadero desafío es transmitir ese interés y esfuerzo a los países necesitados y con escasos recursos, señalando cuatro puntos fundamentales en la lucha contra este problema: legislación, vigilancia, prevención y monitoreo. El riesgo de propagación de un organismo resistente es muy alto, ya que en un medio de transporte como es el avión podría hacerlo en cuestión de horas, por ese motivo propone para estos países un fortalecimiento de sus sistemas de salud pública y veterinaria, y mejorar la higiene a lo largo de la cadena de producción para tener mercados seguros.

A nivel general, otras medidas propuestas son un mayor control del mercado negro, mejoras generales en cuanto a higiene, prevención de enfermedades, supervisión veterinaria con diagnósticos precisos y asequibles, y proporcionar a nuestros animales una nutrición de calidad para mejorar su estado de salud y reducir el actual uso excesivo de antibióticos.

Teniendo en cuenta que de las enfermedades descubiertas recientemente, el 70% son de origen animal, la acción urgente y globalizada a la que convoca la FAO, y en su nombre Helena Semedo, es más que necesaria.

Deja un comentario