Té japonés

Las variedades de té japonés


En esta entrada quisiera hacer una clasificación de los cuatro tipos principales de té verde japonés. Japón es un gran productor, pero su consumo es tan grande que exporta muy poco y tiene que importar de otros lugares para satisfacer su propia demanda. Son, por tanto, tés muy difíciles de encontrar en los comercios comunes pero sí es posible encontrarlos en lugares especializados. Los cuatro tipos más importantes son los siguientes:

 

Gyokuro

te japonesTraducido a nuestro idioma como “perla de rocío”, es el de más alto valor (alrededor de los 300 euros el kilo). Se consume únicamente en ocasiones especiales debido a su excepcionalidad. Se recolecta tan solo una vez al año, en la primavera, momento en el que los capullos comienzan a abrirse. Para este té solo se recogen los capullos de la primera floración, enrollándolos a mano. Es llamado también “té de sombra” porque 20 días antes de su recolección se le protege del sol mediante lonas, lo que le da unas características especiales. El proceso a la sombra le proporciona un sabor más intenso que otras variedades, un sabor de carácter dulce, mucho menos amargo que otros tés de calidad inferior. Este mismo procedimiento consigue que el producto final contenga más cafeína y menos ácido tánico.

 

Matcha

Té japonésLas hojas que no se recogen para el gyokuro se utilizan para obtener el tencha, exponiéndolas al aire para que se sequen. El tencha nunca se consume como tal, el propósito es molerlo para conseguir otra variedad de té, el matcha. Este té verde en polvo, como derivado del gyokuro, es de excelente calidad. Se utiliza en la ceremonia del té japonesa y su preparación requiere de un proceso y unos utensilios especiales. El objetivo principal es conseguir una espuma que se cree que potencia el sabor. Como el Gyokuro, su sabor es más dulce que amargo.

 

Sencha

Es el tipo de té más empleado en Japón y el más comercializado y exportado. En esta variedad se pueden encontrar muchas calidades. La calidad media es la más consumida, dejando otras más altas para ocasiones especiales. El sabor depende de factores como el momento de recolección o la zona. El más suave y dulce es el de la primera floración. Esta primera floración tiene un nombre especial, ichibancha, y suele indicarse ya que es un té muy especial y apreciado.

 

Bancha

Es la calidad más baja del sencha, hecho de las hojas que quedan en la planta del té al final de la estación. Contiene menos cafeína que los otros, por ese motivo se considera adecuado para los niños. Tiene un sabor ligeramente picante y podemos encontrar dos subcategorías:

 

     •Hojicha. Lo que lo diferencia es que está hecho con hojas de té bancha tostadas. Su aroma, como es de esperar, es tostado y terroso, y la infusión de un color dorado o rojizo brillante. Es un té suave, con poca teína, que puede tomarse en las tardes e incluso por la noche.

 

     •Genmaicha. Está compuesto por una mezcla de té bancha y arroz tostado a la brasa, lo que lo hace el más humilde y barato de todos. Su sabor combina ambos ingredientes, el vegetal del té y el tostado del arroz, y el resultado es un sabor suave con un toque salado, con una infusión de color marrón claro. Contienen poca teína, como todos los tés derivados del bancha, y en este caso al mezclarse con arroz el resultado final es mucho más suave todavía. Es conocido también como el “té palomita” porque durante el transporte a veces se abren las semillas de arroz y parecen maíz inflado.

 

Notas:

-Debido al accidente nuclear ocurrido en 2011 en Japón, actualmente existe riesgo de radiactividad en los productos japoneses. El té es uno de los productos afectados. Es una situación muy especial, por lo que no debería comprarse si no se dan garantías de su pureza.

-Las palabras teína y cafeína se han usado indistintamente para referirse a la misma sustancia.

 

Fotografías:

https://www.flickr.com/photos/jrasku/4099458672

https://www.flickr.com/photos/breville/8736361566

 

Deja un comentario