laurel

Laurel, el árbol del triunfo


laurelEl árbol del laurel tiene una de las historias más bellas de la mitología griega. Su origen es el amor frustrado del dios Apolo por Dafne, una ninfa de los bosques. Cupido, por venganza, había disparado al dios la flecha con punta de oro, que provoca el amor, y a la ninfa la de punta de plomo, que produce rechazo. Cansada de huir de Apolo, Dafne pide ayuda cuando ya casi va a ser alcanzada por él, y se salva transformándose en un árbol, el laurel. Desconsolado, el dios del Sol le dedica estas palabras:

 

“Y, puesto que no puedes ser mi esposa, en verdad serás mi árbol. Siempre te tendrán, laurel, mi cabellera, mi cítara, mi aljaba. Tú acompañarás a los alegres generales, cuando una alegre voz cante el triunfo y el Capitolio contemple largos desfiles. […], y, del mismo modo que mi cabeza es la de un joven con los cabellos sin cortar, lleva tú también siempre los honores perpetuos.”

 

De esta forma el laurel se convirtió en un árbol sagrado, y con sus hojas se construyen las coronas triunfales no solo de emperadores sino también de sabios, deportistas y poetas, de vencedores en general.

 

Propiedades

Es un árbol propio de la zona mediterránea y por tanto de clima templado. Podemos encontrar dos sexos de laurel: las hembras, que dan fruto y son más abundantes en España e Italia, y los machos, que no lo dan y se suelen encontrar en Francia y Alemania. Los frutos por lo general se utilizan poco, lo común es utilizar las hojas, que contienen el aceite, y son muy apreciadas en la cocina por sus cualidades aromáticas.

 

El aceite esencial, que como se ha dicho se encuentra en las hojas, en una proporción aproximada de un 4%, está compuesto en su mayor parte por cineol, sustancia muy presente en otras plantas aromáticas como el romero y el eucalipto, y cuyas propiedades aún están en estudio, como aquellas para mejorar el rendimiento cognitivo.

 

La principal propiedad del laurel es la de ser un tonificante estomacal. Debido a esto, es muy bueno para estimular el apetito. Además de eso, es carminativo y emenagogo. En algunos lugares se puede encontrar que se le atribuyen efectos sobre el sistema respiratorio y circulatorio, pero su acción más importante es, como se ha dicho, sobre el sistema digestivo.

 

Modos de empleo

Los beneficios del laurel se obtienen simplemente utilizándolo para cocinar, pero se pueden obtener los mismos efectos con una infusión. Dos hojas serían suficientes y el mejor momento para beberla es al terminar de comer, que es cuando hace efecto sobre la digestión.  También se le puede añadir cáscaras de naranja, utilizando el doble de naranja que de laurel.

 

Otra de sus funciones es ayudar cuando existen problemas de ausencia de menstruación. En este caso se recomienda una tintura con bayas de laurel y de enebro. En el libro de Font Quer se indica utilizar una onza(unos 28 g) de cada una, ligeramente machacadas, en 1l de vino tinto, y dejar macerar 9 días. La dosificación es de una copita tres veces al día, después de cada comida.

 

De las bayas o frutos también se extrae una manteca, que en veterinaria se usa para combatir parásitos. En los humanos tiene otro uso, el de calmar los dolores de los cólicos y malas digestiones. Para obtenerla se machacan las bayas y se meten en agua caliente. Cuando se hayan calentado se exprimen y se recoge también lo que haya quedado en el agua. Se guarda en recipientes opacos bien tapados. La forma de uso es mediante masaje.

 

Aún nos quedarán cosas que saber sobre el laurel. Actualmente hay diversos estudios sobre las aplicaciones de su aceite esencial que seguramente nos den alguna sorpresa. Pero seguramente nada supere a su fantástica función aromática en la cocina, una joya para la gastonomía mediterránea.

 

Fotografia: Albert Bridge.

Deja un comentario