Los tesoros del Real Jardín Botánico de Madrid


Navegando por la página web del Real Jardín Botánico de Madrid te puedes encontrar con una sección muy interesante, llamada “Las plantas del mes”, que se localiza fácilmente dentro del menú “Visita el jardín” (el enlace lleva directamente a la sección pero no está de más saberlo). En ella el jardín selecciona especies, dentro de las que tiene actualmente en sus colecciones, cuya catacterística común es su floración en determinado mes del año. Cada mes contiene un número variable, desde un mínimo de seis hasta un máximo de nueve plantas. No he seguido muy de cerca la sección pero creo que las van cambiando, me parece ver algunas nuevas desde la última vez que entré, hace unos dos meses. Si se visita a menudo es fácil de identificar un cambio porque las fotografías son espectaculares. Seleccionando cada una de esas fotografías te aparece cierta información relevante, dividida en cinco apartados. Los tres primeros aportan información básica: nombre científico, familia y región de origen. Después de eso hay un apartado que normalmente ocupa uno o dos párrafos, con información adicional, de muy diversa naturaleza. Lo más común es que se proporcione una descripción de las flores, tanto de sus características físicas como de otras botánicas, periodo de floración, temperaturas soportadas, etc. En ocasiones se dan algunos datos históricos, si la planta o flor en cuestión ha sido relevante por algún motivo, o tiene algún nombre vulgar de interés a destacar. En otras, si se da el caso, destacan su relación con la mitología, como ocurre este mes con el eléboro, que cuenta con su particular leyenda en la mitología griega. En algunas ocasiones se da otro tipo de información de interés, por ejemplo los usos de la madera del brezo blanco, las características del fruto de la mahonia, y otros datos curiosos. La información proporcionada es reducida pero en mi opinión muy bien seleccionada. A quien le gusten las flores le va a encantar esta sección.

El último apartado de información especifica la localización dentro del jardín. Esta información es útil tan solo para los que vayan allí, pero muy necesaria si se quiere planificar una visita.

Para finalizar quisiera resaltar tres especies que me han llamado mucho la atención. Una mediterránea, otra de Sudamérica y una tercera asiática. Aunque todas son muy interesantes y merece la pena echarles un vistazo.

Las tres plantas que selecciono son las siguientes:

  • Brezo. Sus regiones de origen, además de el Mediterráneo, son las Islas Canarias y Europa Occidental y África Oriental.
  • Pirostegia. Originaría de Brasil y Paraguay.
  • Calicanto del Japón. Originario, a pesar de su nombre, de China.

Y muchas más que pueden verse en esta brillante iniciativa del Jardín Botánico.

Deja un comentario